20051 COMUNICACIÓN ORAL Y ESCRITA EN LA EMPRESA
febrero 19, 2018
20050 COMUNICACIÓN EN LAS RELACIONES PROFESIONALES
febrero 21, 2018

Genios que eran malos estudiantes

Genios que eran malos estudiantes

¿Es posible suspender el examen de acceso a la universidad y años más tarde lograr un Premio Nobel de Física? ¿Se puede formular la Teoría de la Evolución después de que tus maestros te hayan tildado de estudiante con una inteligencia inferior a la media? ¿No es casi el argumento de una peli de ciencia-ficción que al creador de La Traviata no lo aceptaran en el Conservatorio de Milán? Aunque pueda sonar a broma pesada no lo es: existen muchos genios que eran malos estudiantes y nosotros sabemos quiénes son. Te lo contamos.

Genios que eran malos estudiantes y revolucionaron las ciencias

Genios que eran malos estudiantes-Albert Einstein

Albert Einstein. Foto: Wikipedia

Como decíamos al principio, Albert Einstein fue uno de esos genios que eran malos estudiantes, quizá es uno de los casos más famosos. Einstein suspendió el primer examen de acceso a la Escuela Politécnica de Zurich, sus profesores afirmaban que no llegaría nunca lejos y además era incapaz de memorizar.

Sin embargo, resulta que en 1921 le fue otorgado el Premio Nobel de Física por sus aportaciones en esta materia. El galardón se lo concedieron de manera especial por su descubrimiento de la ley del efecto fotoeléctrico. Aun así, debemos puntualizar que Einstein era flojo en francés, geografía y dibujo, pero un alumno excelente en matemáticas y física.

Tenemos más ejemplos de genios que eran malos estudiantes además de Einstein. Charles Darwin, el padre de la Teoría de la Evolución, fue acusado de «vago y soñador»; y a Thomas Edison, inventor de la bombilla incandescente, lo sacaron del colegio por ser un estudiante inestable y desesperante.

Por otra parte, también podemos aludir a genios que eran malos estudiantes y que son nuestros contemporáneos. Stephen Hawking, célebre científico que ha profundizado sobre los agujeros negros, se aburría en la universidad y sentía que no merecía la pena esforzarse. Además, Bill Gates, fundador de Microsoft, necesitaba un incentivo económico por parte de sus padres para sentarse a estudiar.

En este apartado nos gustaría subrayar cómo un docente cambió la dirección profesional de uno de estos genios que eran malos estudiantes. Estamos hablando de Louis Pasteur y del investigador y profesor de química Jean Baptiste Dumas. Pasteur aprobaba las mates a duras penas y deseaba ser profesor de Bellas Artes. Después de asistir a unas ponencias de Dumas, decidió enfocar su carrera hacia la química y menos mal, porque cambió el rumbo de la medicina.

Genios que eran malos estudiantes pero, ante todo, artistas

Genios que eran malos estudiantes-Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno. Foto: Wikipedia

Las historias que acabamos de contaros son más o menos conocidas, pero los casos de literatos y artistas han pasado más inadvertidos. Giuseppe Verdi, como citábamos en la introducción, no fue admitido en el Conservatorio de Milán porque «no colocaba correctamente las manos sobre el piano». Qué irónico resulta leer esto ahora, cuando sus óperas  La Traviata y Rigoletto han dado la vuelta al mundo.

En el ámbito de la literatura existen ejemplos similares. Miguel de Unamuno, escritor de la Generación del 98 y autor de obras como Niebla, suspendió literatura.

Además, Marguerite Yourcenar, autora de Memorias de Adriano, ni siquiera pasó por la escuela.

Al final, todo esto trata de demostrar que el fracaso como estudiante no impide que más tarde se pueda triunfar a nivel profesional. Al igual que tampoco ser un alumno excelente garantiza el éxito en tu carrera. Cada persona es diferente, pero pensamos que un buen profesor debe motivar a sus alumnos, descubrir y potenciar sus habilidades y detectar posibles problemas de aprendizaje. Una formación de calidad siempre será un valor añadido y positivo cada cualquier persona, pero la curiosidad, el esfuerzo y la actitud ante la vida marcan la diferencia.

¡Llámanos ahora!