DESPIDO POR ABSENTISMO
Despido por absentismo: así se computan las faltas de asistencia
enero 22, 2019
FELICIDAD LABORAL
Felicidad laboral: las claves para conseguirla
febrero 5, 2019

Niños superdotados: detección y educación

NIÑOS SUPERDOTADOS

La gran parte de los padres y abuelos piensan que sus hijos o nietos son muy inteligentes, pero ser inteligente no es sinónimo de ser superdotado. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona es superdotada cuando posee un coeficiente intelectual igual o superior a 130. Sin embargo, ahora se maneja bastante el término de Altas Capacidades y el coeficiente intelectual es uno de los indicadores a valorar, pero no el único. A continuación, vamos a explicar algunas características que comparten los niños superdotados y cómo responde el sistema educativo español en estos casos.

Niños superdotados: cómo detectar que un niño posee Altas Capacidades

Según la organización El Mundo del Superdotado, aproximadamente un 2% de la población es superdotada. En el concepto de Altas Capacidades cobra protagonismo la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner, que incluye 8 tipos diferentes: lingüístico-verbal, lógica-matemática, espacial, musical, corporal-kinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista. En España, una persona con talento destaca en una aptitud o en varias combinadas, pero para hablar de Altas Capacidades hay que sobresalir en todas las áreas. Los niños superdotados presentan ciertas características:

  • Cuando son bebés, los niños superdotados son muy demandantes, levantan la cabeza antes del mes de vida, enfocan la mirada y les cuesta conciliar el sueño.
  • Tienen una baja tolerancia a la frustración y protagonizan rabietas desorbitadas.
  • Los niños superdotados son muy intensos a nivel sensorial y emocional, algo que suele desconcertar a los adultos.
  • Memoria brillante.
  • Los niños superdotados son observadores, curiosos, imaginativos, capaces de resolver problemas y de conceptualizar.
  • Odian las tareas repetitivas y cuestionan las órdenes que reciben (acostarse, lavarse los dientes, hacer los deberes…).
  • Los niños superdotados tienen un sentido del humor bien desarrollado, muestran preocupación por temas sociales y sintonizan con personas mayores (padres, maestros, adultos).

La educación para niños superdotados

Que un niño obtenga la calificación de sobresaliente en casi todas las materias no quiere decir que sea superdotado. Es más, Olga Carmona, psicóloga especializada en el diagnóstico de niños superdotados, sostiene que Altas Capacidades y fracaso escolar suelen ir de la mano. Y no solo eso: en muchas ocasiones se les confunde con los niños que presentan Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Cuando un psicólogo verifica que un niño posee Altas Capacidades hay que comunicarlo al colegio, y en España se recurre a estas opciones:

  • Adelanto de curso: Esta medida se lleva a cabo con el fin de que los niños superdotados compartan aula con niños con una edad mental más similar a la de ellos. Sin embargo, hay orientadores que no son defensores de este recurso porque puede suponer un problema para la integración social del niño.
  • Adaptación curricular: Funciona cuando existe un esfuerzo real por parte de los profesores para proporcionarle al alumno un material diferenciado y que le suponga un reto. Eso sí, resultaría perjudicial si a estos niños se les sobrecarga con deberes y tareas rutinarias.
  • Clases de enriquecimiento: Es posible que den buen resultado, sobre todo si además sirven para que el niño adquiera habilidades de relación.

La propuesta de la psicóloga Olga Carmona pasa por una educación menos rígida que potencie la investigación, la creatividad y la iniciativa de estos niños. Por otra parte, cabe señalar que todavía queda mucho trabajo por hacer en este ámbito. ¿La razón? En ocasiones los niños con Altas Capacidades se enfrentan al fracaso escolar e incluso a trastornos como la ansiedad o la depresión.

¡Llámanos ahora!