protección de datos
Protección de datos: estos son todos los cambios que te afectan
febrero 23, 2018
40029 MANIPULACIÓN DE CARGAS CON CARRETILLAS ELEVADORAS
febrero 28, 2018

Problemas de aprendizaje: cómo detectarlos y cómo combatirlos

problemas de aprendizaje

Una de las muchas mejoras que han traído consigo el desarrollo de la medicina y de la psicología es el hecho de poder ponerle nombre a esos trastornos que han existido siempre pero no eran diagnosticados. Un claro ejemplo de esto son los problemas de aprendizaje que, en caso de no ser detectados, pueden conducir al fracaso escolar y quién sabe si hasta al abandono de los estudios. Sin embargo, cabe subrayar que los niños y adultos con problemas de aprendizaje suelen tener un nivel de inteligencia normal e incluso a veces superior a la media, por eso es indispensable saber reconocerlos y adaptar la educación a los niños que los presentan. Vamos a hablar de algunos de los problemas de aprendizaje más comunes y cómo percatarnos de ellos.

Problemas de aprendizaje: algunos de los más comunes

-Dislexia. La dislexia es quizá el problema de aprendizaje más conocido o, al menos, uno de los que se lleva hablando desde hace más años. Este término englobaría las dificultades a la hora de llevar a cabo una lectura fluida, e incluso podría causar problemas de comprensión lectora, ortográficos y de escritura. Las personas con este trastorno tienen dificultades para identificar los sonidos del habla y aprender cómo se asocian las letras y las palabras.

Así, un niño disléxico es posible que no pueda pronunciar una palabra desconocida, que le cueste aprender nuevos idiomas o comprender instrucciones de manera rápida. Según un estudio reciente, este problema afecta a entre un 8 y un 11% de la población española. Un grupo de científicos del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de Donostia han descubierto que la dislexia podría estar relacionada con el procesamiento auditivo. Esto quiere decir que factores como la entonación en el habla son cruciales para percibir fonemas aislados, algo que después aplicamos a la lectura y a la escritura.

-Discalculia. La discalculia es un problema de aprendizaje asociado a las matemáticas, es decir, el niño no comprende la correspondencia del símbolo numérico y su correspondencia con la cantidad real. Si simplificamos mucho, podríamos afirmar que es la dislexia de las matemáticas. La discalculia se detecta más o menos rápido, puesto que a los niños que la padecen les suele costar aprender los números porque no entienden esa relación entre lo concreto y lo abstracto.

-Dislalia. La dislalia es un problema de aprendizaje asociado al habla en el que se omiten ciertos sonidos o se sustituyen por otros que no son correctos. Las dislalias pueden ser:

  • Fisiológicas. Se da en niños pequeños debido a la inmadurez de los órganos del habla.
  • Audiógenas. El niño presenta un problema auditivo y es incapaz de pronunciar las palabras correctamente.
  • Funcionales. Existe un defecto en la articulación del lenguaje pero que no se desprende de un defecto orgánico, sino de una educación insuficiente o de un entorno con un bajo nivel cultural.
  • Orgánicas. Fallos asociados a defectos orgánicos en la nariz, la lengua, la mandíbula…

En la dislalia es clave la labor de un logopeda en un plazo temprano.

-Disgrafía. Es el problema de aprendizaje que presentan las personas que tienen dificultad a la hora de poner en práctica el acto físico de escribir. Así, la escritura suele ser lenta e ilegible, con oraciones mal construidas, sin párrafos y con una puntuación errónea. Las causas de la disgrafía pueden ser neuronales, psicomotrices, o puede ser el resultado de casos en los que a un niño zurdo o ambidiestro se le obliga a escribir con la mano derecha, con la consiguiente confusión para el pequeño.

-Daltonismo. El daltonismo es un problema de aprendizaje que se basa en la incapacidad de distinguir colores como el azul y el amarillo o el rojo y el verde. Este trastorno es de carácter hereditario, afecta sobre todo a los hombres y se produce porque existe una anomalía en los pigmentos de las células nerviosas del ojo que perciben el color. El caso más grave de daltonismo es la acromatopsia, puesto que la persona no percibe ningún color excepto las sombras de los grises.

TDAH. El TDAH es el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, un problema de aprendizaje con el que el niño no podría mantener la atención durante un tiempo prolongado y que está asociado al funcionamiento de los neurotransmisores. Esto se ve, por ejemplo, cuando un niño aquejado por TDAH es incapaz de leer una página completa de un libro porque pierde la atención a medio camino. Además del déficit de atención, los otros síntomas más destacados de este trastorno son la hiperactividad (movimiento constante sin ningún objetivo) y la impulsividad.

Según las estadísticas, entre un 5 y un 10% de la población española padece TDAH y el 75% de las personas que lo presentan son hombres. De estos datos se desprende que podría haber un niño con TDAH por clase. Sin embargo,  y al igual que hay adultos con TDAH no diagnosticados, en otras ocasiones este problema de aprendizaje se confunde con altas capacidades (niños superdotados) o se les diagnostica a niños que son impulsivos por otras causas y que en realidad no lo padecen.

El TDAH pueden tratarse con medicación (cuestión que genera cierta controversia) y con terapia. En el 30% de los afectados que han sido tratados y diagnosticados a tiempo, los síntomas desaparecen en la adolescencia. Hay numerosos casos que no habían sido diagnosticados y han descubierto que padecen déficit de atención siendo adultos; en ocasiones, gracias al diagnóstico de sus hijos ya que este trastorno es genético en un porcentaje muy alto.

Problemas de aprendizaje: claves y el papel de las nuevas tecnologías

Tal y como sosteníamos al comienzo del post, que exista un problema de aprendizaje no quiere decir que la inteligencia del niño sea inferior. Sin embargo, vamos a destacar varias ideas:

Un diagnóstico a tiempo puede marcar la diferencia. Es importante detectar a tiempo los problemas de aprendizaje para tratar de paliarlos y combatir el fracaso escolar. Por ello, es crucial observar si el niño es incapaz de aprender conceptos, si presenta dificultades para leer, si confunde la derecha con la izquierda, si no recuerda lo que alguien le acaba de decir, si su caligrafía es completamente ilegible…

-Adaptaciones curriculares. Los niños con problemas de aprendizaje tienen derecho a adaptaciones curriculares para que los trastornos no supongan un obstáculo en sus estudios. Por ejemplo, se les dan exámenes diferentes,  cuentan con tiempo adicional para realizarlos o se evalúan de forma diferente sus faltas de ortografía.

-Actitud positiva frente al problema.  Es imprescindible que el niño se sienta apoyado por su familia y sus profesores. El hecho de tener un problema de aprendizaje no significa que estos niños no puedan aprender, simplemente que lo harán de forma diferente y con otros ritmos. La comunicación entre el colegio, la familia y los profesionales (médicos y psicólogos) es una herramienta fundamental para abordar estos problemas.

La importancia de las nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías han supuesto una revolución a todos los niveles, también para los problemas de aprendizaje. Los audiolibros logran que una persona con dislexia pueda acercarse a la literatura, por ejemplo, y los videojuegos educativos son perfectos para niños con TDAH. El material audiovisual es la herramienta óptima para que adultos con problemas de aprendizaje que en el pasado abandonaron los estudios puedan retomarlos ahora.

En PLATEA FORMACIÓN somos conscientes de la importancia y las consecuencias de los problemas de aprendizaje y por eso todos nuestros cursos cuentan con parte audiovisual, lo que permite que cualquier persona que lo desee puede consumir nuestros contenidos.

 

 

× Envíanos un whatsapp