60203 DISEÑO DE PRODUCTOS Y SERVICIOS TURÍSTICOS LOCALES
diciembre 23, 2019

TPC: qué es, requisitos para solicitarla y ventajas

tpc

El sector de la construcción es uno de los más vulnerables en cuanto a riesgos laborales se refiere: los peligros son tan numerosos que pueden oscilar desde caídas en altura hasta quedarse atrapado entre objetos. Según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, durante 2019 hubo un incremento de la siniestralidad de más del 10% en el sector de la construcción, no en vano la Fundación Laboral de la Construcción ha lanzado nuevas herramientas online para la prevención de riesgos laborales en este sector. La Tarjeta Profesional de la Construcción, la TPC, sirve precisamente para acreditar la formación en riesgos laborales del trabajador, una formación que es obligatoria por ley. A continuación, explicamos qué es la TPC, requisitos para solicitarla, y sus ventajas.

TPC: Qué es la Tarjeta Profesional de la Construcción

Según el artículo 14 de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Sin duda, una vía para proteger a los trabajadores es que estos conozcan todos los riesgos que puede suponerles su puesto de trabajo y, a su vez, saber cómo pueden prevenirlos.

Ya hemos comentado al principio que los trabajadores de la construcción están expuestos a numerosos riesgos laborales: caídas en el mismo o diferente nivel, cortes y golpes con herramientas, quedar atascado entre objetos o el riesgo eléctrico son solo algunos de ellos.

La TPC es el documento que acredita que el trabajador de la construcción ha recibido al menos la formación inicial en prevención de riesgos laborales, según queda previsto en el artículo 10 de la Ley 32/2006, reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción. Además, indica su categoría profesional y sus periodos de ocupación en las diferentes empresas en las que haya desarrollado su trabajo. Por otra parte, para las empresas resulta estratégico para demostrar que sus trabajadores poseen los conocimientos necesarios en riesgos laborales y para comprobar que los trabajadores de la construcción de empresas subcontratistas han recibido la citada formación.

Pues bien, estos son los trabajadores que pueden solicitar la TPC:

-Profesionales en situación de alta o de incapacidad transitoria que trabajen para empresas que se encuadren en el ámbito de aplicación del Convenio General del Sector de la Construcción.

-Los trabajadores que hayan trabajado al menos 30 días (dentro de los 60 meses inmediatamente anteriores) en empresas que se dedican a la construcción pueden solicitar, si lo desean, la TPC.

-Trabajadores autónomos y profesionales colegiados que estén afiliados a las mutualidades de previsión social según lo que contempla su normativa y que, en ambos casos, su trabajo se rija por el Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción.

4. Los profesionales cedidos por las ETT (Empresas de Trabajo Temporal) a las empresas de construcción también tienen la posibilidad de solicitar la TPC.

Por otra parte, disponer de la TPC otorga al trabajador unos derechos y obligaciones. Entre los derechos que se derivan de poseer la TPC están la exención de someterse a periodos de prueba para trabajos de su categoría profesional, el acceso a los datos de su expediente con el fin de solicitar certificaciones o para rectificarlos y actualizarlos, y la validez del reconocimiento médico en el plazo de un año para una misma actividad.

En cuanto a las obligaciones, el trabajador en posesión de la TPC debe conservar la tarjeta en perfecto estado, comunicar a la Fundación Laboral de la Construcción cualquier cambio en sus datos y avisar en caso de robo o extravío.

Otros datos importantes de la Tarjeta Profesional de la Construcción

Para obtener la TPC es indispensable cursar la formación inicial en prevención de riesgos laborales de acuerdo con el Convenio General del Sector de la Construcción. Según este convenio, la Fundación Laboral de la Construcción es la entidad que implanta, desarrolla y divulga la TPC, y al mismo tiempo supervisa la formación preventiva.

Por tanto, para conseguir la TPC es un requisito indispensable que la formación en PRL la haya impartido la propia Fundación Laboral de la Construcción o las entidades homologadas. Es obligatorio que las acciones formativas de los centros que ofrezcan la formación sean comunicadas a la Fundación Laboral de la Construcción, porque de lo contrario no se pueden emitir los diplomas correspondientes.

Por otro lado, cabe resaltar que la TPC caduca a los 5 años y que la formación en PRL homologada es indispensable para entrar a trabajar en una obra. En cuanto a las empresas contratistas y subcontratistas que enfoquen su trabajo a la construcción, estas deberán estar inscritas en el Registro de Empresas Acreditadas.

Si tienes alguna pregunta, ¡ponte en contacto con nosotros!

× Envíanos un whatsapp