FELICIDAD LABORAL
Felicidad laboral: las claves para conseguirla
febrero 5, 2019
TIPOS DE JEFES
Tipos de jefes que te puedes encontrar (en clave de humor)
febrero 19, 2019

Motivos para cambiar de trabajo

MOTIVOS PARA CAMBIAR DE TRABAJO

Dejar un empleo no es una decisión fácil que deba tomarse de un día para otro. Quizá un día ves una oferta de trabajo tentadora en cuanto a salario y cercanía desde tu casa, pero en realidad nadie te asegura que vaya a haber un buen ambiente laboral o que el nivel de estrés sea el óptimo para ti. Dudar es humano, y más todavía en cuestiones tan importantes como lo es todo lo relativo a tu carrera profesional. Vamos a comentar algunos motivos para cambiar de trabajo por los que sí vale la pena arriesgarse.

Motivos para cambiar de trabajo: cuándo sí debes dar el paso

  • Cuando careces de felicidad laboralLa felicidad es algo que no es negociable en la vida, y hay veces en las que para alcanzarla hay que ser egoísta. A lo mejor tu puesto de trabajo está remunerado con un salario envidiable, pero eso no es capaz de pagar el hecho de aguantar a un jefe que echa fuego por la boca, a compañeros envidiosos o a un estrés que te consume por dentro. Si entre semana te levantas de la cama sin ganas y de camino al trabajo llevas una cara como la que tiene alguien que se dirige al matadero, nuestra opinión es que te sobran motivos para cambiar de trabajo.
  • Salario exiguo. Existen muchas razones por las que aceptar un empleo con un salario bajo: escasa formación, paro de larga duración, cubrir necesidades básicas o incluso razones románticas (colocarte como sea en el sector con el que sueñas). Hay casos en los que tenemos que aceptar un empleo con el que no estamos conformes con el sueldo porque no queda más remedio. Sin embargo, ese descontento va pesando a lo largo de los meses y provoca un estado anímico de desgana. Si tienes un salario exiguo y no paras de darle vueltas a este tema, entonces sí tienes motivos para cambiar de trabajo.
  • No puedes promocionar en tu empresa. Este es otro de los motivos para cambiar de trabajo más habituales. Tal vez te encante tu trabajo y estés encantado con tus compañeros, pero muchos trabajadores se desaniman cuando descubren que en su empresa no tienen posibilidad de ascender. Esto sucede, sobre todo, en empresas pequeñas que no manejan el presupuesto de las grandes compañías. Una persona joven que tiene esta sensación acabará buscando otro trabajo.
  • Cuando piensas que ya no puedes aprender más en ese puesto de trabajo. Uno de los motivos para cambiar de trabajo más comunes entre los trabajadores jóvenes es este. Con 20 y 30 años tienes la ilusión de prosperar y crecer profesionalmente, y cuando crees que en una empresa no vas a aprender más, lo lógico es querer cambiar el rumbo de tu carrera.
  • Si tu ritmo de trabajo te estresa o te aburre. En el punto medio está la virtud en la mayoría de las cosas de la vida, y el trabajo no es una excepción. Ni es sano mentalmente tener un trabajo que te estrese en exceso, ni lo es estar en tu jornada laboral mano sobre mano. Si estás inmersa en alguna de estas dos situaciones, lo más aconsejable es que cambies de trabajo.
  • Cuando no se respetan tus horarios. El trabajo ordena la vida, pero no olvidemos que todo el mundo trabaja por dinero. Las empresas facilitan cada vez más la flexibilidad horaria, la conciliación y formas de trabajo alternativas como el teletrabajo. Es comprensible que cuando haya un pico de trabajo te quedes más tiempo que el estipulado, al igual que la empresa comprende que un día llegues tarde por el motivo que sea. Sin embargo, si el nivel de trabajo te exige a diario quedarte más tiempo de lo acordado en el contrato y esas horas extras no te las remuneran, desde luego estás frente a uno de los motivos para cambiar de trabajo.

Los cambios son beneficiosos, pero cuando se trata de trabajo es imprescindible que analices tu decisión con detenimiento y valores todos los factores.

¡Llámanos ahora!