SER PROFESOR
Qué tengo que estudiar para ser profesor
octubre 23, 2018
REFERENTES EN COMUNICACIÓN
Referentes en comunicación (parte I)
noviembre 6, 2018

Cofinanciación de la formación bonificada: en qué consiste

COFINANCIACIÓN

La formación continua es fundamental para que los profesionales de cualquier sector se reciclen y posean competencias actualizadas en su sector. De hecho, las empresas cotizan a la Seguridad Social por el concepto de formación profesional y tienen acceso a la denominada formación bonificada. En relación a la formación bonificada existe un concepto que es interesante que conozcan las empresas que deseen beneficiarse de este tipo de formación: el de cofinanciación. Cuando una empresa tiene más de 5 trabajadores no podrá bonificarse el total de la cuantía del curso, sino que deberá aportar un porcentaje de esta cuantía. A continuación, os damos más detalles de este requisito.

Cofinanciación: cómo calcularla

En la introducción hemos explicado de forma breve de qué se trata la formación bonificada. Según lo que hemos expuesto antes, las empresas que cotizan por el concepto de formación profesional disponen de un crédito que pueden emplear en cursos dirigidos a sus trabajadores. Así, es posible financiar estos cursos a través de las bonificaciones en los seguros sociales. Las empresas que cotizan por formación profesional tienen un crédito mínimo para la formación que asciende a 420 euros, con independencia de su tamaño y fecha de creación. Como ya hemos apuntado en otras ocasiones, esta formación ha de guardar relación con la actividad que realiza la empresa o tratar materias transversales, y además debe adherirse a los requisitos de contenido y diseño que FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación en el Empleo) exige.

Una vez que hemos definido lo que es la formación bonificada, es vital subrayar que las empresas deberán participar en la financiación de los cursos de formación bonificada, de ahí que hablemos de cofinanciación. La cofinanciación variará en función del número de trabajadores de la empresa en cuestión. Estos son los porcentajes que han de aportar las empresas según el tamaño de su plantilla:

  • Empresas de 1 a 5 trabajadores: no cofinancian con sus propios recursos
  • de 6-9 trabajadores: 5%
  • de 10-49 trabajadores: 10%
  • de 50-249 trabajadores: 20%
  • de más de 250 trabajadores: 40%

Hay una manera en que las empresas no tienen que desembolsar este importe y es la cofinanciación a través de los costes de personal, es decir, los costes salariales de los trabajadores que reciben esa formación durante su jornada de trabajo. Esto puede explicarse de manera sencilla: si un trabajador dedica parte de su jornada a realizar una formación, durante ese tiempo no está produciendo por lo que le supone un coste a la empresa.

Para calcular los costes salariales, será necesario examinar la nómina del trabajador y comprobar cuánto le cuesta a la empresa cada hora de trabajo. Después, habrá que ver cuántas horas de formación ha recibido durante su jornada laboral y multiplicarlo por el coste por hora. Esa cifra final indicará lo que le ha costado a la empresa que este trabajador esté formándose en lugar de trabajar. En el caso de los cursos online, se comprueba la duración de las conexiones a los contenidos durante el horario de trabajo del alumno.

Por último, es necesario recordar que el porcentaje de cofinanciación se aplica sobre el total del crédito que posee la empresa, que es anual. La empresa puede cofinanciar todo en un curso o repartir la cofinanciación entre todos los cursos que realice. La comprobación de que la empresa ha cumplido con la aportación privada que le correspondía se lleva a cabo cuando se ha finalizado la formación de todo el ejercicio. Si tienes cualquier duda, escríbenos o comenta el post.

¡Llámanos ahora!