PÁGINAS WEB CON LENGUAJE DE MARCAS Y HOJAS DE ESTILO
octubre 8, 2018
PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN CAÍDA EN ALTURA
octubre 9, 2018

5 Empleos que han desaparecido

EMPLEOS QUE HAN DESAPARECIDO

¿Te imaginas aplicar vía Infojobs a una oferta de empleo de sereno o de lechera? Hoy nos parece impensable, pero hace 60 años habría sido algo completamente normal (si en aquel entonces hubiera existido Infojobs, claro). Si hace unos días hablábamos de nuevas profesiones que son tendencia, ahora echamos la vista atrás y rescatamos empleos que han desaparecido o están en proceso de extinción.

Empleos que han desaparecido: algunos de los más emblemáticos

Las nuevas tecnologías han traído consigo la aparición de profesiones que quizá nunca nos hubiéramos imaginado, pero también han propiciado la destrucción de ciertos empleos. Sin embargo, sería algo simplista culpar de todo a los avances tecnológicos. El estilo de vida actual y las costumbres han sido otro de los factores que han contribuido a que ya no existan ocupaciones que antes eran habituales. Vamos a citar algunos ejemplos:

  • Sereno. La figura del sereno es muy española (aunque existió en otros países), y reconozco que de los empleos que han desaparecido me parece uno de los más curiosos. Este oficio tuvo como primera función la de mantener en estado óptimo los faroles de la calle. El nombre de esta profesión halla su origen en otro de sus cometidos: la de vocear las horas e informar del estado meteorológico. El cielo solía estar sereno, de ahí el término. Vigilaban las calles y abrían el portal a los vecinos que llegaban tarde sin llaves.
  • Telefonista. Si el anterior oficio solían desempeñarlo los hombres, este era más habitual entre las mujeres. El empleo de telefonista tal y como se concebía en sus comienzos consistía en gestionar las llamadas que se realizaban por el mismo hilo telefónico y que pasaban por una centralita manual. Netflix, a través de su exitosa serie Las chicas del cable, nos ha acercado a la realidad de este oficio.
  • Lechera/o. ¿A quién no le ha despertado su madre alguna vez diciéndole que ya hay que levantarse porque han pasado las burras de la leche? Ahora beber leche por la mañana es tan fácil como abrir la nevera y sacar el brick. Sin embargo, hubo una época (y no tan remota) en la que había personas que se encargaban de suministrar leche a diario por las diferentes zonas de las ciudades. Cuando se dice que ya han pasado las burras de la leche se alude a la hora tan temprana en la que los lecheros y lecheras iban por las ciudades con sus burras cargadas de leche, lista para repartir.
  • Afilador. En algunos barrios todavía se siguen oyendo de cuando en cuando los avisos tan característicos de los afiladores, que alertan a los vecinos de su presencia. Las personas que se dedican a esta labor ofrecen sus servicios de forma ambulante y su cometido consiste en afilar cuchillos y demás instrumentos de corte.
  • Barquillero/a. Otro de los empleos que han desaparecido nostálgico donde los haya. Menos mal que, por suerte, de vez en cuando podemos ver a alguno en fiestas populares de Madrid. ¿Y lo castizo que era marcarse un chotis en San Isidro, comprarle unos barquillos al barquillero y probar suerte en su ruleta? Lástima que esta figura esté prácticamente extinguida.

Sabemos que podríamos hablar de muchos más empleos que han desaparecido: limpiabotas, pregonero, limpiachimeneas… ¿Hay alguno de ellos que echéis de menos en la actualidad? Podéis contárnoslo en los comentarios.

¡Llámanos ahora!