contrato por obra y servicio
Contrato por obra y servicio: estas son sus claves
octubre 1, 2019

Reciclaje profesional: 4 sectores que lo necesitan

RECICLAJE PROFESIONAL

Vivimos en una sociedad que está inmersa en un cambio constante y el reciclaje profesional constituye una necesidad para conseguir empleo y para lograr mejorar las condiciones laborales. No basta con estudiar una carrera y aferrarse a esos conocimientos, sino que es vital formarse constantemente. A continuación hablamos de los sectores profesionales que más necesitan actualizarse.

1. Sector sanitario

Si echamos la vista atrás es fácil comprobar cuánto ha evolucionado la medicina, desde la erradicación de enfermedades que antes eran mortales hasta la aparición de modernas herramientas diagnósticas que hace años no podían ni imaginarse. El sida ha pasado de ser un síndrome mortal a convertirse en una enfermedad crónica; una resonancia magnética permite comprobar si tienes un tumor cerebral; y gracias a los trasplantes de órganos muchos pacientes pueden seguir viviendo.

Los ejemplos que acabamos de mencionar son una ínfima parte del enorme progreso que ha experimentado la medicina. Los profesionales del sector sanitario precisan un continuo reciclaje profesional para estar al tanto de nuevas técnicas menos invasivas y de los últimos tratamientos. En el sector sanitario incluimos también a los odontólogos y a los podólogos. Los podólogos, por ejemplo, ahora pueden formarse en cirugía ungueal con la técnica fenol-alcohol y pueden implantar un ecógrafo en su consulta para detectar anomalías en el tobillo y en el pie.

2. Sector de la belleza y de la estética

El sector de la estética y de la belleza es uno de los que más exigen un reciclaje profesional por parte de aquellos que trabajan en él. Aunque volvamos a aportar ejemplos extremos, hace unos años era impensable la depilación por láser, los tratamientos de mesoterapia para eliminar la grasa corporal o la utilización del plasma para rejuvenecer la piel.

Y todavía hay más: ahora es posible realizar rellenos faciales con un pen hialurónico, que está exento de agujas, e incluso lucir las cejas maquilladas durante un año gracias a técnicas como el microblading. Debido a que hay tanta cantidad de centros de estética, el reciclaje profesional es casi una obligación si se pretende ser un referente en este sector.

3. Sector de la comunicación

Lo hemos comentado en otras ocasiones, pero no está de más recordarlo: la comunicación entre las empresas y los clientes es bidireccional y las redes sociales han transformado la manera de intercambiar información. Los periodistas se han visto empujados al reciclaje profesional y han tenido que adquirir conocimientos en redes sociales y marketing digital para aumentar las probabilidades de conseguir un empleo.

Por otra parte, las empresas que no comunican no existen. Cuando queremos realizar una compra importante solemos mirar opiniones por internet y buscamos qué imagen tiene la empresa en las redes. Ahora las pymes tienen la oportunidad de hacerse un hueco en la mente de sus potenciales clientes gracias a las redes sociales, por eso es primordial comprender que para gestionarlas bien hay que formarse.

Sector de la informática y de la tecnología

La tecnología ocupa un lugar fundamental en nuestras vidas. Para un porcentaje elevadísimo de trabajadores el ordenador es su principal herramienta de trabajo, y además ya no imaginamos nuestro día a día sin las aplicaciones móviles o sin poder guardar en la nube fotos y archivos. Tanto los informáticos como aquellos trabajadores que dediquen su actividad a la tecnología el reciclaje profesional es un deber.

Si quieres añadir algún dato, ¡comenta el post!

× Envíanos un whatsapp